Un llamado de atención

Por Camille Cruz

Nos ha tocado despedirnos de todo lo que teníamos planeado. Cancelar actividades, posponer algunas otras y aceptar que no tenemos el control absoluto de las cosas. Solo cuando le hacemos frente a situaciones que nos limitan, chocamos con esa realidad que nos recuerda lo valioso que es el tiempo y nuestro constante error de dejar las cosas más importantes para luego.

Andamos deseando “volver a la normalidad”, y qué equivocados estamos. A sabiendas de que ya nada volverá a ser lo mismo. Y es precisamente ese llamado de atención al que estamos invitados a ser partícipes. A cambiar nuestro modo de ver las cosas y nuestra forma de vivir. Le estamos haciendo la guerra a un enemigo que no podemos tan siquiera mirar a la cara. Cuidándonos para no ser atacados y deseando tener una oportunidad más para “volver a ser libres” y disfrutar de las cosas que, como bien hemos visto, no tienen precio alguno.

Ojalá que después de esta pesadilla, despertemos siendo más conscientes, mejores seres humanos y que no dejemos de poner en práctica el amor y la solidaridad. Aprovechemos este tiempo para reflexionar, amarnos, cuidarnos y cultivar nuestro ser. Este es un tiempo que no volverá. Un día voltearemos atrás y nos daremos cuenta de que todo lo que sembramos durante esta temporada, lo estaremos cosechando en la siguiente. No dejemos que se nos pase la vida esperando a que llegue algo mejor. Lo mejor está aquí. No perdamos el ánimo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter